EL MÉTODO GRIEGO CONTRA EL CORONAVIRUS

grec
Un trabajador municipal con un traje protector desinfecta la plaza Syntagma, después de que el gobierno griego impusiera un bloqueo nacional para contener la propagación de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Atenas, Grecia, el 23 de marzo de 2020. (Business Insider)

 

A finales de abril, se habían confirmado en el mundo 3,224,079 casos de SARS-CoV-2 en el mundo (Johns Hopkins, 2020), más adelante, como nuevo coronavirus. De este recuento, desafortunadamente, 228,908 personas no han podido superar el SARS-CoV-2 y 993,029 se han recuperado (Johns Hopkins, 2020).

El nuevo coronavirus se ha convertido en todo un desafío a nivel global, en el aspecto económico, político, sanitario entre otros. Desafortunadamente, desde  el mes de marzo, Europa superó al este de Asia en el número de muertos por coronavirus (La Nación, 2020). Asimismo, el SARS-CoV-2 impactó más en los países mediterráneos, excepto en Portugal y Grecia.

El primer caso de SARS-CoV-2, en Grecia, se reportó el pasado 27 de febrero, (Psaropoulos John, 2020) cuando una mujer griega que recientemente regresó a casa desde el norte de Italia y está siendo monitoreada de cerca (Reuters, 2020). Antes de que se diagnosticara el primer caso de SARS-CoV-2, las autoridades griegas habían empezado a examinar a las personas y a aislarlas (Morales Gabriel, 2020). Esta acción de monitorización se empleó con pasajeros procedentes de zonas de riesgo, para los que establecieron hoteles donde debían pasar una cuarentena (Morales Gabriel, 2020). Esto ha permitido que, a fecha de 30 de abril de 2020, Grecia haya confirmado 2,576 casos de SARS-CoV-2 y sólo 139 personas (Johns Hopkins, 2020) hayan fallecido debido al nuevo coronavirus.

Este relativo éxito se debe a los siguientes factores: la anticipación y la transparencia y coordinación entre las autoridades helenas.

El primer factor de la eficacia griega contra el SARS-CoV-2 es la anticipación, este paso ha sido clave para que, Grecia disponga de sólo un 5,2% casos de muerte por el nuevo coronavirus y registre sólo 1,30 muertes por 100,000 habitantes (Johns Hopkins, 2020). Estos son uno de los mejores datos dentro de los Estados de la UE.

gre
“The Great Greek Anomaly”  Registered deaths of Covid-19, per million people; La gran anomalía griega, muertes registradas de Covid-19, por cada millón de personas. Datos del 10 de abril de 2020. (Bloomberg)

Antes de que se diagnosticara el primer caso de SARS-CoV-2, las autoridades griegas habían empezado a examinar a las personas y a aislarlas (Morales Gabriel, 2020). Esta acción de monitorización se empleó con pasajeros procedentes de zonas de riesgo, para los que establecieron hoteles donde debían pasar una cuarentena (Morales Gabriel, 2020).

A su vez, debido a los feroces efectos de una crisis económica que se tradujo en recortes en todos los ámbitos. Y el sector sanitario, como tantos otros, resultó especialmente dañado (Morales Gabriel, 2020). Esto ha sido un aspecto clave para que las autoridades helenas decidieran no tomar el más mínimo riesgo que pudiera desembocar en un colapso de los hospitales y, por extensión, de la Sanidad pública (Morales Gabriel, 2020).

Por ende, el gobierno griego dice que ha reclutado 4,200 nuevos médicos y ha aumentado a la mitad el número de UCI (Giugliano Ferdinando, 2020). Las UCIS pasaron de sólo 560 a 910 (Psaropoulos John, 2020). Y un acuerdo entre el gobierno griego y los hospitales privados significa que han empezado a aceptar pacientes con dolencias no relacionadas con el coronavirus, liberando espacio para los pacientes de COVID-19 en los hospitales públicos (Perrigo Billy, 2020).

Otro aspecto reside en la importancia de la buena salud en la cultura griega, que ha hecho que los griegos aceptaran fácilmente el confinamiento (Perrigo Billy, 2020). Según la Dra. Stella Ladi, una ex asesora de política pública del gobierno griego “no es discutible si la salud es más importante que mantener la tienda abierta. La salud es más importante y la tienda está en segundo lugar. No es un tema discutido como en otros lugares” (Perrigo Billy, 2020). También, según Ladi “el público sabía que el sistema de salud no iba a funcionar, así que lo aceptaron” (Perrigo Billy, 2020).

Cabría mencionar que, como se mencionó en el apartado de introducción, tras registrar el primer caso de SARS-CoV-2 en el país heleno, las autoridades griegas cancelaron las celebraciones de carnaval a finales de febrero (Psaropoulos John, 2020).

A su vez, a partir del 4 de marzo, las autoridades griegas cerraron las escuelas y universidades; y varios días después, también cerraron sus instalaciones antes de que se contara el primer fallecido (Morales Gabriel, 2020).Tras el primer fallecido, Atenas no dudó en endurecer sus medidas y se impusieron estrictas normas de distanciamiento social y, muy poco después, todo el país se bloqueó para contener la circulación del virus (Morales Gabriel, 2020).

A partir del, 18 de marzo de 2020, se prohibió la entrada a los nacionales no residentes de la UE,. A los griegos repatriados se les pide que entren en cuarentena de 14 días (Psaropoulos John, 2020). Varios días después, el gobierno heleno prohibió todos los viajes no esenciales a partir del 23 de marzo, fue con un ojo en la situación de Italia (Perrigo Billy, 2020) e incluso Atenas asumió la iglesia ortodoxa helena (Morales Gabriel, 2020).

No obstante, las restricciones introducidas fueron algo más flexibles que las decretadas en España o Italia, puesto que desde el primer momento estuvo permitido salir a dar paseos o hacer ejercicios en grupos de dos (Sánchez de la Cruz Diego, 2020).

A esta anticipación tomada por el ejecutivo griego, el segundo factor que explica la gestión de Grecia frente al SARS-CoV-2 es la transparencia y coordinación entre las autoridades helenas.

El gobierno griego simplificó radicalmente la burocracia administrativa para facilitar los trámites online (Sánchez de la Cruz Diego, 2020). Al mismo tiempo, las salidas de casa se coordinan con las autoridades mediante una aplicación por SMS que genera una especie de “pasaporte” para circular con tranquilidad (Sánchez de la Cruz Diego, 2020).

Igualmente, Atenas comenzó a emitir diariamente programas de televisión sobre la situación, advirtiendo a los ciudadanos de que la debilidad del sistema de atención de la salud obligaba a aplicar medidas severas con antelación para salvar vidas (Perrigo Billy, 2020). Según Panos Tsakloglou, profesor de la Universidad de Economía y Negocios de Atenas “todos los días a las 6 de la tarde, la gente deja de hacer lo que sea para ver cuáles son los acontecimientos” (Perrigo Billy, 2020). Estos mensajes son claros y didácticos que ofrecen información certera sobre la pandemia (Sánchez de la Cruz Diego, 2020).

Esta sesión informativa diaria del Ministerio de Salud sobre el coronavirus comienza con Sotiris Tsiodras, un profesor de enfermedades infecciosas formado en Harvard, que ofrece los últimos datos y cifras (Smith Helena, 2020). Nikos Hardalias, el ministro de defensa civil, le sigue invariablemente, invocando la gravedad de la situación con advertencias de que los griegos “deben quedarse en casa” (Smith Helena, 2020).

En Grecia, todos los partidos políticas han atribuido la prioridad de la ciencia sobre la política como a un enfoque de gestión (Smith Helena, 2020). Alex Patelis, asesor económico de Mitsotakis, dijo: “hay problemas que se pueden resolver a través de la rotación y otros que requieren verdad y transparencia. Estaba muy claro que necesitábamos expertos y que debíamos escucharlos” (Smith Helena, 2020).

Como se mencionó anteriormente, las autoridades griegas ha llegado a un acuerdo con los hospitales privados significa que han empezado a aceptar pacientes con dolencias no relacionadas con el coronavirus, liberando espacio para los pacientes de COVID-19 en los hospitales públicos (Perrigo Billy, 2020). Esto ha permitido evitar el colapso del sistema sanitario y aliviar la presión sanitaria del SARS-CoV-2 en el país.

Actualmente, hay cinco campos de refugiados en las islas griegas, donde alrededor de 40,000 personas están en el limbo legal (Perrigo Billy, 2020). Hasta ahora, no hay casos de SARS-CoV-2 en los campos más superpoblados de las islas griegas. Pero dos campos en la Grecia continental han sido puestos en cuarentena después de que se confirmaron 44 casos (Perrigo Billy, 2020).

El 16 de abril, el gobierno griego dijo que trasladaría a 2,380 personas (la población más anciana y los que tienen problemas de salud preexistentes, junto con sus familias) de las islas griegas a campamentos en el continente. Pero también anunció el lunes que las restricciones nacionales al movimiento de migrantes que continuarían hasta el 10 de mayo, 13 días más que en el resto del país (Perrigo Billy, 2020).

Pese que, Grecia, al igual que Italia, también tiene una gran población de ancianos, con cerca de un cuarto de la edad de jubilación (Smith Helena, 2020); después de casi una década envuelta en la crisis de la deuda, años en los que su economía se contrajo en un 26%, el sistema de salud de Grecia está lejos de haberse recuperado (Smith Helena, 2020) y con un flujo de refugiados notable (Losada Cristina, 2020); la anticipación y la transparencia y coordinación entre las autoridades helenas han sido dos factores clave empleados por Atenas para controlar eficazmente la amenaza del SARS-CoV-2.

Esta rápida respuesta del gobierno heleno ha sido objeto de admiración y un ejemplo de actuación para otros Estados en el mundo y está dando la vuelta a su mala fama (Rojas Alberto, 2020). Asimismo, Grecia forma parte de la “alianza de países inteligentes”. Este es un grupo de países pequeños e inteligentes que han reaccionado con eficiencia a la crisis del coronavirus (Sánchez Rosalía, 2020).

No obstante, todavía hay que mantener la cautela y como añadió el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis “la guerra no se ha ganado todavía” (Morales Gabriel, 2020).

Greece Virus Outbreak
Un trabajador con un traje protector rocía desinfectante dentro de una oficina de servicio al ciudadano en el suburbio oriental de Dafni en Atenas, el 9 de marzo de 2020. El letrero dice “Ministerio del Interior. Municipio de Dafni. Times of Israel

Autora: Laura Revenga es recién graduada en el máster de Liderazgo, Diplomacia e Inteligencia por FESEI. Asimismo, licenciada en el grado bilingüe en Relaciones Internacionales por la Universidad Antonio de Nebrija.


*NOTA: Los planteamientos e ideas contenidas en los artículos de análisis y opinión son responsabilidad exclusiva, en cada caso, del autor o autores, sin que representen las ideas de Geopolítica XXI.

 

 

 

 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s