Alemania vivió la pasada semana un episodio curioso a la par que oscuro. Más de 20 personas fueron detenidas y otras tantas se encuentran en investigación por planear la toma del Parlamento y dar un golpe de Estado para instaurar un sistema acorde a sus ideales, ya que no reconocían la actual Alemania.

Este acontecimiento es el más grave en los últimos años, pero no es la primera vez que la extrema derecha planea desestabilizar la política alemana.

Analiza la situación Laura Méndez, politóloga experta en extrema derecha, e Iago Soler, director de los podcast.