La injustificada invasión rusa sobre Ucrania ha adquirido una duración muy notable. Mientras tanto, la comunidad internacional se vuelca en buscarle una salida pacífica al conflicto y atenuar el impacto que el mismo está teniendo en la economía global. Uno de los temas clave a tratar es evitar un bloqueo del grano ucraniano, clave para el suministro mundial y que está afectando a los países más dependientes del mismo, entre ellos economías emergentes como las de muchos países africanos. Lo abordamos con Marcos Márquez, miembro del Consejo Editorial de GEOPOL 21 y experto en integración europea y Balcanes.