Situada en la costa norte del continente de América del Sur, la República Bolivariana de Venezuela dispone de una gran abundancia de recursos naturales de carácter estratégico. Dentro de sus tres principales cuencas petrolíferas, se encuentran más de 300.000 barriles de petróleo y más de 5.000 mil millones de metros cúbicos de gas natural, según la OPEC. Para extraer y comercializar dichos hidrocarburos, existe una red en la que constan campos de extracción, oleoductos y gasoductos, y por último refinerías y plantas situadas por las costas; en el mapa se exponen las principales partes de esta red.

 

La actividad de extracción del petróleo se concentra sobre la denominada “Faja Petrolífera del Orinoco”, una zona estratégica administrada por el gobierno a través de la entidad pública Petróleos de Venezuela, S.A. Al otro lado del Río Orinoco se encuentra otra zona estratégica dedicada a la extracción de recursos minerales, el Arco Minero del Orinoco (AMO), el cual fue establecido por el gobierno de Nicolás Maduro en el año 2016. En el AMO se encuentran vastos recursos que incluyen oro, aluminio y diamante, entre otros minerales.