Uno de los principales problemas de África es la pobreza. Analizando la tasa de incidencia de la pobreza (porcentaje de la población que vive con menos de 150€ al mes) durante este último año podemos comprobar que en la mayoría del territorio africano se da esta situación.

Si exceptuamos a Gabón de la ecuación, todos los países de África Central y de la zona del Sahel presentan a más de un 80% de la población por debajo del umbral de la pobreza. Incluso en países como Somalia o Sudán del Sur la cifra sube al 98%. Por su parte, el sur de África con países como Namibia, Botswana o Sudáfrica y sobre todo el norte con países como Argelia, Marruecos o Túnez, son los que menos presentan una pobreza desmedida, Túnez incluso llegando a estar por debajo del 20%.