Ruta de la Seda

MYANMAR – CHINA: DOS PAÍSES VECINOS CONDENADOS A ENTENDERSE

A comienzos de febrero se cumplieron dos años desde que los militares dieron un Golpe de Estado en la República de Myanmar, finalizando así con un periodo de estabilidad política y social en un país que durante la última década del siglo XX y primera del siglo XXI estuvo aislado internacionalmente. Un gobierno liderado por la Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi que parecía haber consolidado la democracia tras diez años de estabilidad política, si bien es cierto que todavía con puntos negros que resolver como el del conflicto de la minoría Rohinya en el norte del país. Diez años que sirvieron para que Myanmar experimentara un fuerte crecimiento económico con cifras por encima del 6% durante varios años consecutivos, un intenso aumento de la inversión extranjera directa con el consiguiente desarrollo de nuevos proyectos de infraestructuras y modernización del país; en parte también como consecuencia de la eliminación del em

Para acceder al contenido suscríbete aquí.

Leer más

MAPA DE LA INFLUENCIA DE CHINA EN ÁFRICA

Desde hace décadas, China se ha interesado en África principalmente porque el continente alberga un gran potencial extractivo en materia de recursos. El país asiático siente la necesidad de acceder a sus recursos energéticos y minerales por un coste más bajo, una condición que el continente cumple. Esta necesidad de obtener materias primas contribuye y alimenta el crecimiento de la actual economía del gigante asiático tanto a corto plazo como a largo plazo.

Además, las inversiones chinas en territorio africano suelen ser más aceptadas por la sociedad del continente ya que prefieren que las empresas extranjeras paguen con servicios e infraestructuras antes que en efectivo, ya que no tienen la garantía de que el capital sea distribuido de manera igualitaria debido a los altos niveles de corrupción registrados en los países dónde China suele invertir más.

Durante los últimos años, China ha seguido un patrón general en sus inversiones. Este consiste en in

Para acceder al contenido suscríbete aquí.

Leer más

BELT AND ROAD INITIATIVE ¿LA SOLUCIÓN A LOS PROBLEMAS ENERGÉTICOS DE CHINA?

La iniciativa Belt & Road que está llevando a cabo China, se ha presentado como la gran alternativa del país para solucionar sus problemas de seguridad energética. China es actualmente muy dependiente de los países exportadores de petróleo y ha de invertir en alternativas viables en su propio territorio.


La Belt & Road Initiative (BRI o Iniciativa de la Franja y la Ruta en castellano), además de ser un tema de discusión recurrente sobre la geopolítica China, se ha presentado como la gran solución a todos los problemas de seguridad energética del gigante asiáti

Para acceder al contenido suscríbete aquí.

Leer más
Cargando